paulstein

Paul Stein solía jugar con playmobil pegado con plastilina a las paredes, haciendo submarinos con latas de colacao y se disfrazó de robot con cajas de cartón, pero nunca pensó en sacar sus ideas de esa realidad. Años después se dio cuenta de que las películas las hacen las personas y se obsesionó con la forma de crear imágenes, digitales, analógicas o dibujos en papel. Trabaja en casi todos los departamentos de una producción y llega a la conclusión de que estar al lado del combo es lo más cómodo.